El laberinto está compuesto por pasadizos y habitaciones intrincadas, ideado para confundir a quien entre e impedir que encuentre la salida. En el laberinto habitaron el Minotauro, Teseo, Dédalo e Ícaro. “En todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío”. A veces soy híbrido entre instinto y lenguaje, otras héroe griego, algunas arquitecto de mi encierro y, otras tantas, libertad en caída libre.

lunes, 26 de agosto de 2013

LUNARES

Imagen de  Robert Mapplethorpe



ese lunar que tienes...

Y la felicidad era ver cómo,
con mi dedo índice impuro,
unía las estrellas que dormían
sobre tu piel de blancas uvas.

Y así, llegaba a dibujar
ese aroma tan tuyo
que volvía tan mío,
ocultándolo entre mis labios.