El laberinto está compuesto por pasadizos y habitaciones intrincadas, ideado para confundir a quien entre e impedir que encuentre la salida. En el laberinto habitaron el Minotauro, Teseo, Dédalo e Ícaro. “En todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío”. A veces soy híbrido entre instinto y lenguaje, otras héroe griego, algunas arquitecto de mi encierro y, otras tantas, libertad en caída libre.

viernes, 8 de mayo de 2009

21 GRAMOS DE VACÍO

Imagen de la película 21 Gramos


Cubro de mostaza el pan. A algo le tengo que encontrar sabor, ¿no? Hoy, domingo familiar, almuerzo panchos. Ahora que lo escribo me acuerdo de esa navidad de 2.001, donde el corralito de Cavallo nos había aproximado a comer panchos como menú navideño. El 2.002 fue el año de la gran debacle. Todo empezó a caer y nosotros caímos con todo.

Ahora estamos sólo mamá y yo. Solos. Antes, los domingos almorzábamos con toda la familia. Pero la familia también cayó y ahora sólo quedan lazos de sangre desarticulados por silencios varios.

La escena me parece patética. Se me caen unas lágrimas tímidas; mamá no las ve o finge no verlas, no sé. Ella debe tolerar el silencio un poco menos que yo, y empieza a hablar. Me cuenta de la gripe porcina, de la gente que muere. Yo la escucho y pienso que esas personas tuvieron suerte. Habla de la Ministra de Salud de Chaco, que tal vez tenga dengue. Yo asiento, mientras como el segundo y último pancho.

Papá se fue a almorzar afuera. Yo creo que papá se fue hace muchos años. Nadie aguanta aquí demasiado tiempo sin morirse de a poco.

Lavo los platos usados por mamá y por mí. Ella seca una cuchara. Le digo que ya voy a secar yo, y ella me dice algo en lo que tiene razón: "dejalos, ya se van a secar solos". La frase me retumba en la cabeza. Así pasó con nosotros, ¿no?, nos dejaron y ahora nos secamos solos.

Ayer hablé con amigos. Hablar es una manera de decir, no hablé, chateé. En estos días no hablé con nadie. No tengo nada nuevo que decir. Siempre es lo mismo, sé que soy un cassette (sí, cassette y no CD, además soy anacrónico). El cassette repite siempre el mismo lamento. Soy los sonidos que giran en mi garganta una y otra vez. Mis amigos no entienden por qué necesito que me quieran. Acudo buscando cariño, pero obtengo juicios en los que el veredicto siempre es el mismo: “culpable”. No necesito que me den mas sentencias de las que ya me he dado. Lo sé, sólo necesito un abrazo, aunque sea virtual. Siempre buscando cariño… ¿por qué?: si sé.

Me acuerdo de esa vez, cuando tenía trece años. ¿Qué me detuvo?: familia. Me frenó el sentir que me querían y que les haría mal mi decisión (o tal vez sea mi eufemismo para no decir que fue la ya habitual cobardía). Necesito que me quieran para que me aferren a la vida. Es tan fácil caerse de ella. Es muy difícil mantenerse de pie cuando se camina por el borde todo el tiempo.

Mi habitación está a oscuras. La única luz que alumbra es la de este monitor. En este fin de semana he dormido más que en toda la semana. 21 gramos acaba de terminar en la pantalla. Me di cuenta que me sobran 21 gramos de vacío.

Pienso en “Closer” y en decir siempre la verdad ¿Acaso no es mejor la peor de las verdades que la más satisfactoria de las mentiras? Quiero que me escupan las verdades en la cara, aunque en el camino se transformen en balas que destrocen mi cerebro... o tal vez, justamente por eso.

Me duele la cabeza de tanto escuchar mis ecos, quiero que alguien frene todo esto. Sino me vas a querer, si me vas a degradar, si me vas a ignorar, sino me vas a aferrar a la vida, apuntá y dispará, ayudame a perder mis 21 gramos de vacío.

26 comentarios:

Pablo Terrible dijo...

Excelente Emanuel.




Saludos



Pablo Terrible

Amorexia. dijo...

una a una caen las piezas de ajedrez, quedan la reina y un alfil en pie, aveces hay que darse cuenta de que el juego ha terminado.

Saludos ausentes.

Desde un laberinto dijo...

Pablo:
Gracias por tu visita y tu comentario. Me alegra mucho que te haya parecido excelente. Te mando un fuerte abrazo

Amorexia:
el problema está cuando uno se da cuenta que el juego no es juego y que, por lo tanto, nadie sabe cuándo y cómo termina por que no hay reglas que lo dictaminen.
Gracias por tu visita. Mis saludos para vos

PAOLA dijo...

"sólo quedan lazos de sangre desarticulados por silencios varios" esa frase me remite a cáscaras inútiles y vínculos que solamente alimentan la necesidad imperiosa de etiquetar y clasificar.
Me siento muy identificada con la caminata del borde constante, y ese aferrarse, complacer, no caer o que tiren de una punta del mante sy que se rompa todo de una vez.
Me encuentro con imágenes frecuentes en tus textos, laberintos simbólicos, afines con los míos, en fin, te invito a recorrerlos.
Un beso

ezequiel dijo...

laberinto...

encontre tu texto demasiado oscuro. sos depresivo? porque tanto dolor? la vez pasada me dijiste que es imposible hablar del hombre sin hablar del dolor y el sufrimiento... me quede pensando...
acaso no es imposible tambien hablar del hombre sin hablar de la felicidad, del amor,... que se yo.. de las cosas lindas de la vida, de las cosas por las que vale la pena vivir...?
por que no escribis acerca de eso? o porque no buscas un complemento, un polo opuesto a todo esto que sentis?

encuentro tu blog muy atrapante... todos los temas sobre los que escribis tiene que ver con vos?

Desde un laberinto dijo...

Paola:
Gracias nuevamente por llegarte a mi laberinto y por dejarme tus pasos. Creo que los vínculos que establecemos con las personas (familia, amigos, pareja) se sustancializan por el afecto. Cuando el afecto se va debilitando, cuando las personas nos volvemos extrañas las unas a las otras, sólo quedan los rótulos y el vínculo se desustancializa. Una vez hablaba de algo similar con un amigo, que me contaba de un reencuentro con sus amigos de secundario, en donde ya nada del presente los unía, sólo el pasado podía ser tema de conversación. Él se refirió a ese encuentro como el tratar de revivir un cadáver con electroshock de anécdotas. Pienso que a veces, y es triste, lo único que nos une a algunas personas es el pasado que compartimos, los lazos de sangre o el deseo de no estar solos. La clave está en no quedarse en la historia, en no quedarse en la sangre o en el deseo de no estar solos, sino en tratar de reconstruir el vínculo con algo que trascienda todo eso y que se ubique en el presente. Sólo de esa manera el otro no es extraño para uno y uno no lo es para el otro.
Me alegra que puedas encontrar en mi laberinto un hogar en donde te puedas sentir cómoda. Lamento que mis palabras puedan llegar a ser tu espejo (no es algo que desee para nadie). Te mando otro beso y mis deseos de que puedas correrte del borde

Ezequiel:
Mmm... a ver... la categoría "depresión" es un diagnóstico clínico. Varias veces tuve ese diagnóstico, pero tanto quién me lo confirió como yo no creemos demasiado en esas categorizaciones.
Con respecto a lo que te dije la otra vez, creo que es cierto, que hay experiencias que son inevitables en la vida del ser humano, y una de esas experiencias es la del sufrimiento. De hecho, además del cogito cartesiano que se ofrece como garante de la existencia; otra manera de saber que existimos es a través del sufrimiento (¿quién puede dudar de su existencia en el momento en el que está sufriendo?).
Por supuesto que es posible abordar otras temáticas, como las que te referís. De hecho en este blog hay textos que hablan sobre el amor, sobre el sexo, etc. Sin embargo este blog tiene este perfil oscuro que me esfuerzo en darle. Con respecto al autor, aclaro que es un personaje más, una ficción más. Es decir, aunque los textos estén escritos en primera persona, no necesariamente reflejan hechos de mi realidad. Y aunque a veces refleje hechos de mi vida, puedo exagerar, con fines literarios, los sentimientos, las situaciones vividas, etc. Afortunadamente, no todo lo que escribo tiene que ver conmigo; hay muchos temas a aquí que no son míos. Pero, no te preocupes, si te interesa leerme menos oscuro, podés ir al blog de humor que compartía con amigos (mi personaje allí era el marqués de bonteparte). En cuanto a este blog, la advertencia está a la entrada: desde un laberinto alude a eso, a la oscuridad, al encierro, a la desorientación, la soledad, los mounstruos internos que caminan por los pasillos...
Me alegro que te guste el blog aunque lo sufras, jaja.
Un abrazo y estás invitado a meterte en este territorio de la angustia cuando gustes

Anónimo dijo...

no se porque me atrapa! me encanta...!
no puedo identificar lo que siento cuando leo esto!
muy bueno!!!!!!!!

Anónimo dijo...

che gil de goma, por que no tenes un poquito mas de sexo papá! tas como muy tristeeeee... sos pasivo activo reprimido q mierda sos? q te pasa hijo? coge un poco mas!!!

Desde un laberinto dijo...

Anónimo 1:
Gracias por tus palabras, me alegro que te haya encantado este texto y que te haya generado sentimientos. Para mí, como escritor, me da mucha satisfacción generar algo de ese nivel en mis lectores. Así que si eso fue lo que generé, muchas gracias por compartirlo conmigo en tu comentario. Saludos

Anónimo 2:
Imagino que serás la misma persona que dejó su comentario anónimo en el texto anterior. Si no te interesa o no te agrada este espacio, simplemente no entres a leerlo, nadie te obliga a hacerlo. En cuanto a tu sugerencia de que tenga mas sexo, te aclaro que soy grande y elijo qué es lo que quiero hacer; no te pedí consejos. Me parece que tu insistencia en mi actividad sexual (o en su déficit según tu hipótesis) obedece a una proyección de tu preocupación con respecto a la tuya. Por último, creo que es bastante cobarde tu actitud de venir a escribir comentarios anónimos. Como verás, yo me hago responsable de lo que escribo poniendo mi nombre, vos evidentemente no podés decir lo mismo. Hacete un favor, no vuelvas mas. Gracias

Ezequiel dijo...

ajá, entiendo... sí lei tus otros textos sobre el amor y el sexo pero son demasiado oscuros tambien. de todas manera me gusta lo q escribis y me pasaré cada vez que tenga ganas de leer algo profundo.
todavia no pase por tu blog de humor. cuando lo lea, te digo que me parecio.
saludos
p/d: que mal los anonimos que no dan la cara.

Desde un laberinto dijo...

Ezequiel:
Jaja, ok, lo admito, el 99% de los textos publicados son oscuros, jaja (te pasaste por "SOS - para mí", "Promesas de minotauro" o "Más allá"?).
Me alegro que te guste lo que escribo, y estás invitado a venir siempre que gustes a seguir leyendo. Con respecto al blog de humor, tiene códigos grupales, creo que en realidad lo escribíamos mas para divertirnos nosotros que para divertir a los demás. Saludos
PD: sí, esperemos que no vuelva

Helena dijo...

Hola Ema, hacía mucho tiempo que no paseaba por tu laberinto y, como siempre, quedo atrapada en él... Siempre me dejas pensativa.

Recibe mi abrazo virtual lleno de cariño, y mis felicitaciones... Tal vez ya sean menos de 21 gramos ;)

Desde un laberinto dijo...

Helena:
Hola! Qué bueno tenerte nuevamente por acá! Me alegro mucho! Es cierto, hace muchísimo tiempo que no venías, veo que también volviste por tu blog, y eso también me alegra. Me alegro que te hayas dejado atrapar nuevamente por estos pasillos de palabras laberínticas. Gracias por el abrazo, mando otro para vos

ezequiel dijo...

hola laberinto! para cuando un nuevo escrito atrapante?? quiero leer algo interesante!
exitos, un abrazo

J. Eliel dijo...

En serio Ema, eres un buen escritor.
Éste en especial me recuerda a estas tres fatidicas semanas de influenza, depresión y sumisión al Estado... Pero, mira que consumir a alguien siempre es un eco que puede curarnos de vacío. De verdad.

En la nostalgia del pasado, y del reflejo de nuestro presentese deduce la realidad que hemos hecho de nosotros.

Panchos... ¿A qué saben? Me suena, me suena.

Buen texto Ema!

Desde un laberinto dijo...

Ezequiel:
Ojalá supiera yo! jaja. Conmigo nunca se sabe, puedo escribir mañana, en una semana, en un mes, en un año o no volver a escribir. No hay garantías. Gracias por venir a convocar mis nuevos textos :) Un abrazo

J. Eliel:
Gracias, me alegra que me consideres buen escritor aunque sigo sin estar de acuerdo. No quiero consumir, ni ser consumido, no me interesa convertirme en objeto de mercado, ni usar a los otros como objeto de satisfacción personal.
Ya vez que no hice mucho de mí. Sólo hay vacío, justamente a eso tienen sabor los panchos (hot dogs en méxico).
Gracias por tu visita, me alegra que te haya gustado el texto. Un abrazo

PSIKEBA dijo...

http://www.psikeba.com.ar/numero/0009.htm


http://www.psikeba.com.ar/articulos2/JG_Aletheia_y_psique.htm

kurandara dijo...

Llegué a este Blog a través de Escritos en Desorden, el Blog de Pablo.
Me gustó mucho, y pido permiso para pasar de vez en cuando.

Un abrazo confortable,

¿Que me detiene a mí también?
La Familia.

Creeme que te entiendo.

Un abrazo confortable!
Kurandara.

Desde un laberinto dijo...

psikeba:
bienvenidx, gracias por pasar por el laberinto y por dejar ese link para reflexionar sobre la verdad. saludos

kurandara:
te doy la bienvenida al laberinto. por supuesto que podés pasarte por aquí cuando gustes, especialmente si venís de los escritos desordenados de pablo, un gran escritor al que admiro mucho. Gracias por las palaras, la comprensión y el abrazo confortable. Me alegra que te haya gustado el blog y lamento que me entiendas. Marcha otro abrazo confortable para vos, y venite cuando quieras.

Mar dijo...

Feliiz Cumple José!!! Esperoo que la pase muy lindo junto a los que más quiere, lo mejor para usted! Saludos!

Junior coelho dijo...

Você e esse seu lado. Tá aprovado, mas eu gosto muito mais do outro. Vê se tira a poeira dos miolos que tá todo mundo esperando coisa nova!
Abraçao pra vc.

dèbora hadaza dijo...

escribes bien, te quiero, sólo podemos chatear, y ...

te mando un abrazo virtual :D

PAOLA dijo...

Ema, casi dos meses de silencio, yo volví y vos???
Besos

Kutxi Romero dijo...

Muy bueno... Igual que otros post que me tomé el atrevimiento de leer.

Un abrazo grande y gracias por compartir,

Kutxi.

Desde un laberinto dijo...

Mar:
Gracias, lo pasé muy emocionalmente. Saludos

Júnior:
La próxima vez, tratá de escribirme en español, jaja. Me alegro que hayas aprobado mi texto, y sí, seguro que existe alguno mejor que éste. Ya ves que volví a escribir, ahí está el nuevo texto. Te mando otro abrazo para vos

Débora:
Gracias linda. Vos sabés que las palabras, cuando vienen de vos, se vuelven más lindas por que admiro muchísimo tu forma de escribir. Gracias por el abrazo virtual, aunque impersonal, a veces nos conformamos con poco. Es mi caso. Beso gigante para vos! Se te quiere!

Paola:
No hay mal que dure cien años, jaja, ya ves, ya volví a escribir. Besos y perdón por la demora!

Kutxi:
Te doy la bienvenida al laberinto. Podés pasarte por aquí cuando gustes. Me alegra que te haya gustado y espero que te sigas atreviendo a leerme, no sólo en el texto que acabo de publicar, sino en los publicados desde hace años. No sos ningún atrevido por leerme o si lo sos, celebro tu atrevimiento. Otro abrazo grande y gracias a vos por compartirme tus pensamientos

white shout! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.